viernes, 25 de marzo de 2016

TRANCO DEL LOBO. CASAS DE VES. ALBACETE.

                             "Para ver el mundo en un grano de arena,
                                   y el cielo en una flor silvestre,
                               abarca el infinito en la palma de tu mano
                                   y la eternidad en una hora".                        
                                    

Hay algo en común entre lo que me sugiere este poema de Blake y lo que vi en este poblado.
Quizás todo sea mucho más sencillo de lo que parece, quizás piense que todo es demasiado complicado. Para atrapar un instante me basta con la fotografía pero para racionalizar los sentimientos, necesito de la pintura.
Vine a este lugar buscando un poblado que se creó para albergar a los trabajadores de la central hidroeléctrica del Tranco del Lobo,  la segunda más antigua de España.
Su existencia fue corta, alrededor de unos 60 años.  En 1983 comienza la despoblación y ya sin el trasiego de los operarios, sin niños en la escuela, sin sacerdote en la ermita y los huertos abandonados, el lugar es tomado por el ailanto, especie invasora que despliega sus ramas obstaculizando el paso.
La central continua funcionando porque el Júcar sigue vivo.
Llego hasta aquí observando el bosque, el color intenso en los remansos del río,  los edificios que caen despacio engullidos por la vegetación...Hasta que veo la primera de las pinturas y acuden las preguntas y la búsqueda de más que van surgiendo enmarcadas por vanos de ventanas que desnudas de cristales, embellecen mucho más su visión.
Se hace delicioso pasear con la curiosidad de un niño, con la mente abierta, con la corazonada de que en algún rincón hallaré respuestas...Necesito saber lo que significan, y quien o quienes fueron los autores. Puede que me equivoque en intentar ponerle nombre a todo lo que veo, que quizás el aislamiento del lugar sea la clave de este museo al aire libre.  Lo cierto es que el tiempo no las está cuidando, perecen junto a las paredes que les sirven de lienzo.
 Muestro lo que queda desde el privilegio que me otorga una tarde de otoño.
"Los muros tienen la palabra".




TOLOSA  SE EMBELLECE CON EL JÚCAR. DESDE AQUÍ PARTE UN SENDERO CIRCULAR DE 6 KM QUE LLEVA AL TRANCO DEL LOBO.



TRAS UN DURA SUBIDA LLEGAMOS AL POBLADO.



EN UN SEGUNDO GRUPO DE EDIFICACIONES, A LA VUELTA, LA PRIMERA SORPRESA.



LA SENCILLEZ DE UN MARCO.










































LA CAL DE LAS PAREDES PERECE LLEVÁNDOSE LOS DIBUJOS.




















EN UN PLANO INFERIOR, JUNTO AL RÍO, UN TERCER GRUPO DE VIVIENDAS, INACCESIBLES.



DE NUEVO, A LA VUELTA, UN GRAN MURAL.



APARTADO, JUNTO AL CAMINO, UN CUARTO NÚCLEO.


















PASARELA SOBRE LAS AGUAS, CON ACCESO A LA CAPILLA.




EN EL ALTAR MAYOR TENÍAN UNA IMAGEN DE SANTA TERESA DE JESÚS, PATRONA DE LA ALDEA.









PASEO HACIA LA CENTRAL, EL AILANTO O ÁRBOL DE LOS DIOSES DELIMITA EL SENDERO.




EL JÚCAR, PRINCIPIO Y FIN DE LA RUTA.


OCTUBRE 2015.









6 comentarios:

  1. Preciosa entrada Rosa.
    El lugar transmite muy buenas sensaciones.
    Muy bonita la fotografía de la calle con el mural en primer plano y los edificios alineados en hilera hasta perderse al final de la imagen.
    A destacar el gran arte de ese pintor anónimo que en vez de ensuciar las paredes con graffitis absurdos ha dejado su huella con unas curiosas pintadas artísticas de la relación entre el hombre y los animales.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea de esta entrada era centrarme en estos graffitis en cuestión, precisamente por esa temática en común. En este poblado hay más y además interesantes. He visto lugares arruinados estropeados por pinturas que no le hacen ningún favor. Es una lástima que no haya muros disponibles por parte de la administración y de particulares que sean brindados a estas personas para podernos mostrar su arte.
      Gracias por tu comentario. Un saludo.

      Eliminar
  2. En muchas ocasiones los grafitis estropean el entorno pero en esta ocasión le da un punto más de belleza y misterio. Con ganas ya de descubrir el siguiente rincón.

    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este lugar tiene algo especial. Esta provincia guarda rincones con mucho encanto.Hay mucho por descubrir, muchos km por recorrer. Gracias por tu comentario. Un saludo.

      Eliminar
  3. He necesitado verlo dos veces;ese "museo" me intriga.Ni el mejor cuadro del Prado,me ha hecho sentir y pensar las cosas que esos anónimos dibujos me sugieren.El entorno y el paisaje se ve hermoso, pero he pasado de largo porque mi prioridad ha sido desde el primer dibujo,meterme en la cabeza de quien lo hizo e intentar escudriñar en ese cerebro,quizá obsesionado por algo. GRACIAS!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me ocurrió igual, el paisaje quedó en segundo plano. Esta entrada la hice con la intención de recoger todo este arte que pronto se perderá por las inclemencias del tiempo. Algún día podré saber quien o quienes las realizaron.
      Desde aquí agradezco la oportunidad que tuve de poder contemplarlas y adquirir esa sensación de que lo que veía siempre será magnífico. Un abrazo.

      Eliminar