miércoles, 24 de enero de 2018

DESCUBRIENDO EL CAMPO DE MONTIEL. CIUDAD REAL.



Recordarás que te había comentado que en La Mancha no hay límites, me refiero, y no estoy concluyendo, que nunca acabas de ver un fondo que indique un final, como una barrera de montes que te cierren el paso. 
No, no hay límites, a semejanza de esa edad que sin rúbrica ni pasatiempos, ocupa una serie de instantes primordiales en nuestra vida, pero sin el mayor interés para el resto de la humanidad. Es ese tramo intenso pero indeleble en el que dejamos de ser niños y nos hacemos eternamente merecedores de algo que nunca cuaja, que nunca llega...La espera puede ser tan larga que terminemos por transformarnos en cualquier objeto, materia o, llámalo, esencia, que nos absorba mientras dejemos volar el pensamiento, obviando lo que somos, anhelando ser distintos.
Podría empezar observando NUBES...





"Por la memoria vagamos descalzos
seguimos el garabato de la lluvia
hasta la tristeza que es el hogar destino..."





"De un tiempo a esta parte
el infinito
se ha encogido
peligrosamente..."





"...ayer pasó el pasado con su historia
y su deshilachada incertidumbre
con su huella de espanto y de reproche


fue haciendo del dolor una costumbre
sembrando de fracasos tu memoria
y dejándote a solas con la noche"






"...tiempo para mirar un árbol un farol
para andar por el filo del descanso
para pensar qué bien hoy es invierno
para morir un poco..."





"...y para estar al día
para estar a la noche
tiempo sin recato y sin reloj


vale decir preciso
o sea necesito
digamos me hace falta
tiempo sin tiempo"






"...y a lo mejor
si la sonrisa viene
de muy 
de muy adentro
usted puede llorar
sencillamente
sin desgarrarse
sin desesperarse
sin convocar la muerte
ni sentirse vacía


llorar
solo llorar


entonces su sonrisa
si todavía existe
se vuelve un arco iris"





Podría continuar contemplando FUENTES:



"Cuando éramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana
no existía.







luego cuando muchachos
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque era un océano
la muerte solamente una palabra





ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en los cincuenta
un lago era un océano
la muerte era la muerte
de los otros





ahora veteranos
ya le dimos alcance a la verdad
el océano es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser
la nuestra"





Y me voy en busca de sus ÁRBOLES:



"...desde este misterioso confín de la existencia
los otros me ampararon como árboles
con nidos o sin nidos
poco importa
no me dieron envidia sino frutos..."






"...Sin prevenciones me doy vuelta y siguen
aquellos dos a la izquierda del roble
eternos y escondidos en la lluvia
diciéndose quién sabe qué silencios..."





"...la tristeza almacena los desastres del alma
o sea lo mejorcito de nosotros mismos
digamos esperanzas sacrificios amores..."






"...A veces uno es
manantial entre rocas
y otras veces un árbol
con las últimas hojas..."





"...quien hubiera dicho
que estos poemas míos
iban a ser 
de otros"





"...Ah si pudiera elegir mi paisaje
elegiría, robaría esta calle,
esta calle recién atardecida
en la que encarnecidamente revivo
y de la que sé con estricta nostalgia
el número y el nombre de sus setenta árboles"







"...nosotros mantuvimos nuestras voces
ustedes van curando sus heridas
empiezo a comprender las bienvenidas
mejor que los adioses

vuelvo con la esperanza abrumadora
y los fantasmas que llevé conmigo
y el arrabal de todos y el amigo
que estaba y no está ahora

todos estamos rotos pero enteros
diezmados por perdones y resabios
un poco más gastados y más sabios
más viejos y sinceros..."




Perdiéndome entre sus CAMPOS:



"Fueron jóvenes los viejos
pero la vida se ha ido
desgranando en el espejo

y serán viejos los jóvenes
pero no lo divulguemos
que hasta las paredes oyen"





"...sin embargo todavía
dudo de esta buena suerte
porque el cielo de tenerte
me parece fantasía..."





"...no existen métodos para tocar el cielo
pero aunque te estiraras como una palma
y lograras rozarlo en tus delirios
y supieras al fin como es al tacto
siempre te faltaría la nube de algodón..."






"...es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo ésto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo"





"...por eso
aunque las escrituras
no lo digan
todo verdor
renacerá"





"...me fui menos mortal de lo que vengo
ustedes estuvieron/ yo no estuve
por éso en este cielo hay una nube
y es todo lo que tengo..."






"...el borde lejos ya está cerca
el borde cerca es un despeñadero
hay que aprendir a sentir vértigo
como si fuese sed o hambre"






"Y vengo sin embargo tal vez a compartir cansancio y vértigo
desamparo y querencia
también a recibir mi cuota de rencores
mi reflexiva comisión de amor
en verdad a qué vengo
no lo sé con certeza
pero vengo"







"...quiero que me relates
el duelo que te callas

por mi parte te ofrezco
mi última confianza

estás sola
estoy solo
pero a veces
puede la soledad
ser
una llama"





Acaso el más antiguo de mis recuerdos sea alguno de sus CASTILLOS:



"¿Será que el hombre es éso?
¿Esa batalla?"





"Sigo en pie
por latido
por costumbre
por no abrir la ventana decisiva
y mirar de una vez a la insolente 
muerte
esa mansa
dueña de la espera..."





"...La vida se clausura en vida
la vida ese paréntesis
también se cierra incurre
en un vagido universal
el último

y entonces solo entonces
el no ser sigue para siempre"







"Ni ahora ni después
ni al mediodía
ni en la tarde brevísima
ni en la noche pesada
ni mañana
ni dentro de diez días
tendré
lo que se dice
tiempo
de ahí que el descanso sea
una gloriosa
inmerecida siesta
que siempre duermen
otros"




Resulta inevitable mostrar algunas de sus RUINAS:



"Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas..."





"Preciso tiempo necesito ese tiempo
que otros dejan abandonado
porque les sobra o ya no saben
que hacer con él
tiempo
en blanco
en rojo
en verde
hasta en castaño oscuro
no me importa el color
cándido tiempo
que yo no puedo abrir
y cerrar
como una puerta..."





"...salvando muros
se elevan en la tarde
tus pies desnudos

el azar nos ofrece
su doble vía
vos con tus soledades
yo con las mías..."





"De vez en cuando hay que hacer 
una pausa

contemplarse a sí mismo
sin la fruición cotidiana

examinar el pasado
rubro por rubro
etapa por etapa
baldosa por baldosa

y no llorarse las mentiras
sino cantarse las verdades"







"...alguien piensa en afuera
que allá no hay plazo
piensa en niños de vida
y en un abrazo

alguien quiso ser justo
no tuvo suerte
es difícil la lucha 
contra la muerte

alguien limpia la celda
de la tortura
lava la sangre pero
no la amargura"








"El olvido no es victoria
sobre el mal ni sobre nada
y si es la forma velada
de burlarse de la historia
para eso está la memoria
que se abre de par en par
en busca de algún lugar
que devuelva lo perdido
no olvida el que finge olvido
sino el que puede olvidar"






"No cabe duda. Esta es mi casa
aquí sucedo, aquí
me engaño inmensamente.
Esta es mi casa detenida en el tiempo..."





"...cuando tu vieja angustia estaba al día
con la angustia del mundo, cuando todos
éramos parte en tu melancolía..."



No puedo evitar continuar mostrando más NUBES:



"No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
solo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si 
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
solo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados 
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo"




Registro algunos hechos, algunos DETALLES:



"No te rindas, aún estás a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, retomar el vuelo.





No te rindas que la vida es éso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo.





No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda y se calle el viento,
aun hay fuego en tu alma,
aun hay vida en tus sueños,
porque la vida es tuya y tuyo también el deseo,
porque lo has querido y porque te quiero.





Porque existe el vino y el amor, es cierto,
porque no hay heridas que no cure el tiempo,
abrir las puertas, quitar los cerrojos,
abandonar las murallas que te protegieron.






Vivir la vida y aceptar el reto,
recuperar la risa, ensayar el canto,
bajar la guardia y extender las manos,
desplegar las alas e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos.






No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga y se calle el viento,
aun hay fuego en tu alma,
aun hay vida en tus sueños,
porque cada día es un comienzo,
porque esta es la hora y el mejor momento,
porque no estás sola,
porque yo te quiero"




Esquivo con frecuencia las miradas, lo admito, me anclo a la TIERRA:



"Vuelvo / quiero creer que estoy volviendo
con mi peor y mi mejor historia
conozco este camino de memoria
pero igual me sorprendo..."






"...hay diez centímetros de silencio
entre tus manos y mis manos
una frontera de palabras no dichas
entre tus labios y mis labios
y algo que brilla así de triste
entre tus ojos y mis ojos"






"...que cada siempre lleva
su hueso de jamás
que los jamases tienen
arrebatos de siempres

así
incansablemente
insobornablemente
entre siempre y jamás
fluye la vida insomne
pasan los grandes ojos
abiertos de la vida"





¿Hay ÁNGELES entre nosotros?:



"...Yo no te pido que me bajes 
una estrella azul
solo te pido que mi espacio
llenes con tu luz"




Las fotografías de esta entrada están hechas aleatoriamente en el tiempo, una de ellas es de ayer tarde.

A Pepi que esta mañana tras felicitarle por su cumpleaños, me dijo que se había reencontrado con un gran poeta, Benedetti. Todos los versos de esta entrada son suyos.








16 comentarios:

  1. Hola Rosa, me has dedicado esta entrada, la palabra gracias no puede contener lo que yo deseo expresar, su significado se queda corto, las palabras se llevan bien con las teorias, no con las experiencias. De corazón te digo que me gusta mucho, sus fotos tiene color, diversidad, y la diversidad es vida. Esa aleatoriedad en el tiempo, le imprime ritmo y riqueza, nos llegan distintos mensajes que se sintetizan en la mirada penetrante y directa del gato, que no deja lugar a dudas de que el mensaje es personal. Desde mi percepción todo esto la diferencia del resto, al menos para mi. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Temía que la precipitación al hacer esta entrada, la tarde del día 24, no consiguiera ese objetivo de interesar, sin embargo el mérito siempre será de Benedetti, de sus palabras que sí que son el resultado de experiencias. Las fotografías nos muestran una parte del Campo de Montiel tal y como es. Y digo una parte porque con el tiempo iré añadiéndole otras de aquellos pueblos que me faltan, los conozco todos pero algunas fotografías se resisten a ser encontradas.
      Podría haberte dedicado una entrada de cualquier otro lugar pero pensé que ya que, por una sincera amistad, continuamos comunicándonos en la distancia, hagamos que esos largos kilómetros se acorten gracias al reconocimiento de que este Campo de Montiel, que tanta relación sostuvo con nuestro Jaén, mantiene éso que venimos a denominar como "lugares comunes", sin fronteras, sin diferencias. Las personas imprimen su trabajo al paisaje y el paisaje se acomoda en el interior de las personas. Nunca estamos fuera, lo llevamos hasta cualquier confín al que lleguemos.
      Sabía que entenderías el mensaje. Muchas gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Qué bonito Rosa y que verdad todo lo que dices,que poeta y que nostalgia como lo escribes,esas bonitas fotos incluidas alguna que conozco y como tú dices, yo no tepido que me bajes una 🌟 azul,y yo te pido que sigas escribiendo como lo haces que nos tienes enganchado,preciosos poemas y fotografías,te deseó muchísima salud y apor otra Rosa 😁un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Paqui. Ayer encontré una fotografía que andaba buscando de vuestro bellísimo castillo de Montizón, me parecía que la entrada andaba algo huérfana de vuestro pueblo. Me alegro que os guste. Un abrazo a los dos.

      Eliminar
  3. Rosa como siempre espectacular las fotografías especiales y el poema impresionante, es un poeta que conocía muy poco o nada,un fuerte abrazo y sigue haciendo entradas tan maravillosas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Benedetti junto con Miguel Hernández son mis poetas desde siempre. Ahora, bien lo sabes, a esta pequeña lista le he añadido tu nombre. Un abrazo amigo mío.

      Eliminar
  4. Genial entrada! Nunca había conocido la tierra donde vivo como tu la has presentado! Muy fan de este blog. Mil gracias!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya gustado. Poco a poco iré mostrando aquellos rincones que más me han llamado la atención, no podrán estar todos, sería una entrada larguísima, pero si quisiera que cada pueblo contase con al menos una fotografía. Las que ves ahora pertenecen a Villamanrique, Puebla del Príncipe, Almedina, Terrinches, Albaladejo, Alhambra, Santa Cruz de los Cáñamos y Montiel. Muchísimas gracias. Un saludo.

      Eliminar
  5. Preciosas las nuevas fotos, como el resto. La belleza y el arte son infinitos, lo abarcan todo, la sensibilidad para verlo y transmitirlo es cosa solo de algunas personas, gracias por ser una de ellas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiado alto me pones, solo intento hacer de esta pasión mía un encuentro con aquellos que, por encima de todo, aman caminar. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Has conseguido lo que nadie ¡que lea unas poesías!; sé que Benedetti es un magnifico poeta, pero me quedo con tus fotos, que le vamos a hacer. Hay que ver que paisajes más hermosos hay en tu tierra de acogida, como bien dices .. Nunca acabas de ver un fondo que indique un final, como una barrera de montes que te cierren el paso. Me quedo con el “empedrado”; me trae a mi mente un hombre sentado en una trilla arrastrada por una mula dando vueltas en una era, con un montón de gavillas y campos extensos de mieses de trigo. Enhorabuena por bella entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La poesía siempre debe ocupar un espacio en nuestro bagaje literario, aunque sea muy pequeño y distanciado en el tiempo. Necesitaba dejar constancia de que adoro a Benedetti, qué mejor oportunidad que acompañando a este Campo de Montiel que tanto encanto tiene.
      No se me escapa nunca un empedrado, sea de camino, de era, de patio...es una debilidad que tengo. Yo también he trillado. Muchas gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Es una suerte para esa tierra contar con una embajadora con una sensibilidad artística como la suya. Saludos de Elias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vine de paso y me quedé aquí. Pero la tierra siempre tira y mi acento me delata. Al final eres no de donde te acogen sino de donde te sientes a gusto. Y éso me pasa muy a menudo en distintos lugares a los que regreso una y otra vez. El Campo de Montiel ofrece esa doble particularidad. Solo muestro lo que veo a diario, lo que he aprendido a querer. Muchas gracias por su comentario. Un saludo

      Eliminar
  8. Cuando las palabras abrazan a las imágenes dirigidas por una sensibilidad tan especial como la tuya, no podemos por menos que admirarnos. La poesía de Benedetti nos traslada de manera inequívoca a cualquier tiempo, a cualquier época de nuestra vida: a nuestro pasado, al presente , y como no, a un futuro donde está prohibido rendirse. Por otra parte, tus espléndidas fotografías atrapan la libre horizontalidad de los Campos de Montiel de forma poética, en una amalgama de imágenes que muestran de manera directa la belleza de los mismos: paisajes, nubes, árboles, fuentes, castillos y detalles, parecen brotar de forma natural y espontánea de entre los bellísimos poemas de Benedetti, que nos enseñan un poco más a dibujar y a analizar nuestra propia existencia. Hermosa entrada y, me atrevería a decir que los ángeles existen, y que todos tenemos nuestros propios ángeles que nos amparan, tal vez escondidos detrás de alguna estrella azul. Enhorabuena, y muchas gracias por los fabulosos ratos que nos haces pasar entre bosques y piedras, de los que emana siempre la magia de la literatura y de la poesía. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes que te contesto porque a los comentarios hay que responder por deferencia hacia la persona que los hace, pero también sabes que de buena gana dejaba la entrada terminada con lo que escribes puesto que consigues dejarme sin palabras. Acabo preguntándome cómo en 8 líneas se puede escribir con tanta delicadeza. Hubiera sido el cierre perfecto para acompañar a Benedetti. Tienes bastante de él, enhorabuena.
      Muchas gracias, un abrazo. No dejes nunca de plasmar tus pensamientos de forma tan magistral.

      Eliminar